El consumo de alimentos depende del esfuerzo para conseguirlos

A menudo, la voluntad que se necesita para obtener los alimentos explica su elección. El esfuerzo necesario para conseguir determinados alimentos es clave en su elección. Diversos estudios realizados en establecimientos de servicio de comidas revelan que los clientes comen más helado cuando la tapa del refrigerador está abierta que cuando está cerrada, y toman más leche si el dispensador se coloca cerca del comedor.

La ley del mínimo esfuerzo

Decenas de estudios han investigado el esfuerzo que hacen los animales como exigencia para obtener su premio en forma de comida. Sin embargo, sorprende el escaso número de estudios sobre este comportamiento en humanos. El doctor Brian Wansink, experto en marketing nutricional, psicología y economía, considera el esfuerzo (físico y psicológico) como una de las influencias más fuertes en el consumo alimentario. “Se relaciona con la facilidad, el acceso o la comodidad con la que un alimento puede ser adquirido y consumido”, explica. En una revisión, Wansink examina en profundidad los factores ambientales que aumentan la ingesta de alimentos por parte de los consumidores.

Resta d´artícle

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s