La obesidad crece en los países que menos gastan en su comida

“Los precios de los alimentos subirán. No puede continuar esta espiral de precios bajos, no es sostenible”. David Bosshart, director del Gottlieb Duttweiler Institut de Zúrich, una entidad especializada prospectiva sobre tendencias de consumo, se convirtió ayer en protagonista del congreso de la Asociación Española de Codificación Comercial, la impulsora del código de barras, dedicado a las frutas y hortalizas en Valencia. Según Bosshart, es clave reivindicar el valor de la comida. “Una manzana tiene unos costes asociados a la tierra, al granjero, a un entorno sostenible. Mientras que un iPad de Apple (manzana) se puede comprar en China, falsificado, por 80 dólares (65 euros)”. En la tienda oficial de Apple se vende a 479 euros.

Cuando un país se concentra en la producción industrial y prescinde de la importancia de la comida, se producen distorsiones. Los estadounidenses y los alemanes son los que menos porcentaje de su renta destinan a la compra de alimentos; apenas dedican a comida el 8,5% de los ingresos familiares. No conceden importancia a la cocina. Como resultado, Estados Unidos y Alemania son los dos países con mayor porcentaje de personas obesas en todo el mundo.

Resta de notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s