La enfermedad simuladora

Lo cuenta con cierto retintín en la voz: “El pediatra le decía a mi padre que yo no comía porque era una caprichosa”. Sabiendo lo que ocurrió después, el resentimiento de Anabel Durán, de 28 años, con su pediatra es bastante comprensible. Durante años, padeció una ristra de síntomas. “Estaba apática, triste, con el vientre hinchado. Todo me sentaban mal. Tenía diarreas que no se cortaban con nada o pasaba a estar súper estreñida. También tuve problemas de piel, úlceras. Y se me caía el pelo a puñados”. Ni se acuerda de cuántos médicos la visitaron ni de la lista de diagnósticos erróneos. Fueron muchos. Toda la vida así, hasta que, en abril del año pasado, pudo ponerle nombre al enemigo: enfermedad celíaca o intolerancia al gluten. ¿Es el suyo un caso extremo? No tanto. Dos de cada tres celiacos no saben que lo son, según un estudio de la Consejería de Sanidad aún no presentado.

Los resultados han dejado obsoleta la referencia que venía dándose hasta ahora: que la enfermedad celíaca afecta a una de cada 100 personas. El estudio, en el que participaron 2.919 escolares de entre seis y 18 años de colegios de la región, ha mostrado que la prevalencia es aún mayor: una de cada 79 personas es celíaca.

Resta notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s