Consumir helados en verano favorece la absorción de calcio en los huesos

Pocas cosas hay tan apetecibles en verano como saborear un buen helado. Considerados, en muchos casos, como una golosina constituyen una interesante alternativa cuando el calor aprieta por su carácter apetitoso, refrescante y fácilmente digerible. Hoy en día, gracias a las diversas técnicas de elaboración y a su composición nutritiva, los helados se pueden adaptar a todos los gustos e, incluso, a las necesidades especiales de algunas personas como sucede con los «sin azúcar» para diabéticos o los bajos en calorías para aquellos que quieren cuidar la línea.

La gran variedad de helados que hay en el mercado hace casi imposible establecer un único perfil nutricional, pero si atendemos al clásico de crema que se sustenta sobre un cucurucho de barquillo, nos encontramos ante un producto en el que «la cantidad de calcio es bastante significativa, así como su biodisponibilidad en base a la relación calcio-fósforo y la presencia simultánea de la lactosa. En concreto, cien gramos al día pueden aportar entre el diez y el 19 por ciento de las necesidades diarias de calcio», explica el doctor Javier Montero Jiménez, médico internista del Hospital USP San Camilo de Madrid.

Resta de notícia

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s