El humo, cuestión de sexo

Desde que las mujeres comenzaron a fumar, muchas han sido las imágenes y los temas a los que las tabaqueras han recurrido con el objetivo de animarlas a continuar y seguir ganando adeptas. Si fumas ganarás en “glamour” y estilo; un cigarrillo te aportará la sociabilidad que te falta; fumar anticipa la emancipación e incluso ayuda a mantener la línea… son sólo algunos de los recursos de estas compañías para promover su aceptación en la sociedad.

Hoy la mujer comprende aproximadamente el 20% de los más de 1.000 millones de fumadores que hay en el mundo según una información publicada en el boletín de la OMS. Y, desgraciadamente, la cifra va camino de aumentar. En la actualidad, la mujer cada vez es más propensa a padecer cáncer, problemas cardiacos y enfermedades respiratorias, y esto se debe, en su mayoría, a este hábito.

La magnitud del márketing de la industria es indiscutible. Las compañías tiene, sencillamente, más posibilidades de expansión entre la población femenina. Una vez creada la imagen de mujeres fumando, la siguiente fase entre los objetivos de su estrategia comercial es la de ampliación y estabilización del mercado, creando marcas con características típicas femeninas. El diseño de unas cajetillas que apelan sobre todo a mujeres de todas las edades es el método principal que muestra la dirección tomada por las tabaqueras desde que las mujeres comenzaron a fumar.

Resta de notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s