El botellón empaña las fiestas populares

“Pollencins, aixecau-vos, que els pirates ja són aquí!”, clama con pasión cada año en Pollença el líder cristiano Joan Mas. Es el grito que desencadena la batalla. Y el inicio del bullicio. El pueblo acoge a miles de personas en busca de evasión. De fiesta. Unos buscan el contacto con una tradición ancestral, otros prefieren el momento de recogimiento que garantiza la Alborada, y no son pocos quienes se entregan al desenfreno del botellón. Una práctica cuya generalización en los últimos años ha estado a punto de desnaturalizar el sentido de la celebración.

No constituye un episodio aislado en el mapa festivo de la Part Forana de Mallorca, donde existen otros casos de celebraciones populares en que el consumo de alcohol socializado en la vía pública ha ido cobrando peso hasta erigirse en el protagonista del festejo, con todo lo que ello conlleva: desórdenes cívicos, suciedad, masificación y pérdida de los referentes históricos que un día dieron sentido a esas celebraciones.

Resta de notícia

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s