Pánico a verse «al natural»

Sobrepasa el  límite del pudor, a la máxima expresión del decoro. La aprensión a la desnudez, no sólo propia, sino también ajena, puede llegar a catalogarse como fobia cuando la persona lo concibe como un miedo intenso e irracional. En ese caso, tiene nombre, gimnofobia, y les afecta tanto a ellos como a ellas.

Sin embargo, si vinimos al mundo totalmente desnudos, nos duchamos desnudos y tantas otras actividades se realizan sin nada que nos cubra, ¿de dónde viene semejante pánico? Tal y como explica la psicóloga y terapeuta Sara Escudero Núñez, directora del Centro Sara Escudero, una de las causas es el aprendizaje por condicionamiento. Ocurre en la infancia o la adolescencia. «Es un aprendizaje en el que tiene mucha importancia el significado que la persona da al ver una parte completa o específica de su cuerpo. Por ejemplo, “mi pene está deformado”. Ese significado que le da a esa zona o a esa imagen genera una respuesta de ansiedad que hará que trate de evitar ver su desnudo o el de los demás».

Resta de notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s