El ocio es ahora más pasivo, sobre todo en la adolescencia

–  Desde un punto de vista nutricional, ¿el progreso perjudica a la salud?
—Si hablamos de progreso nunca hay perjuicio. A lo largo del siglo XX la esperanza de vida en España ha pasado de 34,7 años a 79,6, en ese sentido el progreso ha sido absoluto. Pero siempre queremos vivir más y mejor. Tenemos una esperanza de vida larga, pero hay enfermedades degenerativas que nos amargan, otras casi desconocidas hasta 1950 que hoy son muy frecuentes y además han surgido problemas nuevos, como la obesidad.

—¿Antes de esa década no había obesos?
—No tenemos estadísticas. Ahora tenemos registros del índice de masa corporal, pero ese indicador no existía hace 60 años. Tradicionalmente, estar regordete, tener mofletes, era una cosa bien vista. Era un indicador de salud y de bienestar económico. La publicidad de algunos alimentos a principios del siglo pasado en España garantizaba que hacían criar hijos ´fuertes, robustos y rollizos´. Esto hoy sería impensable. Ha habido cambios importantes en la percepción del cuerpo. Hay un refrán que lo resume: «Frutas, verduras y legumbres, no dan más que pesadumbre; la carne, carne cría y da alegría». Responde a una época en la que las legumbres eran el plato cotidiano y la carne algo extraordinario. Hoy eso se ha invertido: la carne y las calorías son baratas.

Resta d’entrevista

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s