Empecé a dar clase como hombre y ahora soy mujer

Al director le entró pánico y pensó que el colegio se le iba a venir encima, pero no pasó nada». Josefa Suárez se encontró con que todo el mundo en el centro público Gloria Fuertes de Dos Hermanas (Sevilla), incluidos sus alumnos de 5º de Primaria y los padres de éstos, asumieron con naturalidad su proceso de cambio de sexo: «Me sentí totalmente acogida».

La clave, una paciente y seria campaña de información previa, porque «el problema en esto es la desinformación». Comunicó su intención al claustro docente, reunió a los padres de sus alumnos para lo mismo; después, a la asociación de padres del colegio. «Les expliqué que era algo natural, que nace con la persona y que hay que aceptarlo como una variedad más de la naturaleza». «Todos los compañeros me han apoyado. Incluso a los más homófobos esto les ha servido para abrir su mente», cuenta.

La experiencia de Josefa ilustró recientemente unas jornadas de formación para profesores y estudiantes de Educación y de Pedagogía en la Universidad Complutense. «Nadie se ha burlado de mí», prosigue. «Me conocen y me valoran como persona y como profesora. Es la dedicación, la profesionalidad y el cariño lo que ven en mí». Cuando empezó la transición, Josefa llevaba cuatro años ejerciendo la docencia en el colegio, desde que en 1985 empezara su carrera docente.

Resta de reportatge

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s