Los abusos sexuales no entienden de clases, en cualquier familia puede darse un caso

La psicóloga Beatriz Benavente (Buenos Aires, 1977) lucha desde hace años contra los abusos sexuales a menores. Desde su experiencia en la asociación RANA, afirma que las cifras oficiales son solo la punta del iceberg, que cientos de menores sufren en silencio durante años sin atreverse a airear lo que les está pasando y que un tratamiento adecuado puede sanar las heridas que no sen ven.

—¿Por qué la mayoría de niños abusados tardan años en contarlo?
—Solo una de cada diez víctimas lo dice en el momento, por lo que nueve sufren en silencio y quizá nunca lo cuenten. Es frecuente que el abusador ejerza un poder sobre la víctima y la mantenga en silencio diciendo que es un secreto. Incluso le hacen responsable y el niño cree que ha sido él quien ha permitido o provocado la situación. Hablar les da miedo y vergüenza, lo que les lleva al silencio.
—¿Cómo deben actuar los padres que sospechan que su hijo sufre abusos?
—Si se descubre una herida, se debe acudir enseguida al hospital para que un médico forense examine al niño, porque en 72 horas puede perderse esos rastros.
Pero los abusos no siempre dejan un rastro físico.
—Hay una serie de indicadores, como juegos, dibujos o vocabulario sexualizados, impropios de la edad del niño, o conductas regresivas, como volver a orinarse en la cama, chuparse el dedo… Son cambios repentinos en la conducta que nos indican que algo está pasando. Lo importante es fomentar la buena comunicación entre adultos y menores para que puedan expresar cualquier problema, por pequeño que sea, para crear un vínculo de confianza. Esto nos permitirá detectar cuando algo va mal.
Las denuncias por abusos a menores se han incrementado este año un 60 por ciento en Mallorca. ¿Hay más casos o solo es que se denuncia más?
—Se debe a un incremento en la detección. La sociedad está más sensibilizada ante los abusos o la violencia de género, que antes no se denunciaba. No es que haya más, es que se tolera menos. Hoy por hoy, estamos más concienciados de que hay que respetar a los niños. Pero queda mucho por hacer.

Resta d’entrevista

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s