El bajo precio de la comida rápida esconde enormes costes sociales y medioambientales

Con políticas de descuento hechas a la medida de la recesión, las grandes cadenas multinacionales decomida rápida como Burger KingMcDonald’screcen como la espuma en esta crisis.

Otros alimentos se encarecen, pero Burger King ha desplegado una agresiva campaña publicitaria para promocionar el menú King Ahorro, hamburguesa y bebida, a sólo 1,99 euros. McDonald’s aumentó su volumen de negocio un 6,5% el año pasado y quiere abrir 55 nuevos restaurantes hasta el 2013, seduciendo a jóvenes parados con una comida Big Mac que incluye Coca-Cola gratis. “Queremos que el consumidor perciba que por cada euro que invierte recibe un valor superior a esa inversión”, explicó un portavoz de Burger King. Pero, según sostiene el economista Raj Patel en su nuevo libro, Cuando nada vale nada (Sin Fronteras, 2010), la cuestión que deberíamos estar planteándonos cuando compramos un Whopper o un Big Mac no es lo que vale, sino lo que cuesta.

Resta d´artícle

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s