‘El sida infantil también puede pasar a la historia en África’

Su visión de la Medicina cambió cuando viajó a Afganistán en el año 2000. Hasta entonces, Victorio Torres (de 41 años) trabajaba como pediatra en el Hospital de La Paz de Madrid. Su misión en el país islámico, financiada por la Unión Europea, era atender a los desplazados de guerra. Al volver a España, su vida dio un gran giro. Sustituyó la bata blanca del hospital madrileño por una nueva que le estaba esperando a más de 6.000 kilómetros de Madrid, en Maragua (Kenia).

“Cuando ves que los niños se mueren por una infección (sarampión) que podría prevenirse con una simple vacuna… Esto te hace pensar. Fue un impacto enorme”, reconoce Victorio. “Cuando regresé a Madrid ya no me veía en mi trabajo de siempre. Quería ir adonde pudiera ayudar a más gente”. Encontró la oportunidad perfecta, un proyecto en en el que además podía trabajar con su mujer, que es psicóloga.

Resta de notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s