Cómo ser niño (y no engordar) en un hogar lleno de pantallas

Primero fue la televisión, luego llegó el ordenador y, por último, la explosión digital que ha llenado nuestras vidas de móviles, tabletas, redes sociales, videojuegos y un sinfín de dispositivos electrónicos. Los expertos advierten de que el abuso de todos estos entretenimientos tiene un efecto sobre la creciente epidemia de obesidad infantil, aunque, hasta el momento, las campañas de salud no han incidido en esta nueva amenaza.

Aunque, como cualquier tecnología, las nuevas posibilidades digitales también pueden usarse correctamente. Incluso hay grupos de médicos y científicos que pretenden utilizarlas para ayudar a los jóvenes a mantener un programa diario de ejercicio físico. Ahora es posible seguir los avances del paciente, o responder a sus dudas, sin que éste tenga que desplazarse al hospital.

El cuarto del niño se convierte así en un lugar idóneo para realizar ejercicios, incluso con sus constantes vigiladas si hiciera falta, y con la posibilidad de contactar con su médico o, simplemente, informarle de que ha completado su programa del día. Pero la habitación también puede ser un entorno muy tentador para abandonarse a la vida sedentaria, repleto de pantallas, entretenimientos y contactos virtuales impensables hace sólo unos años.

Resta de la notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s