Dejar de fumar beneficia económicamente a la sociedad

Stanton Glazt y Mariaelena González, de la Universidad de California (EEUU), son los autores del artículo que ha visto la luz recientemente en‘The Lancet’ y en el que se analiza el impacto verdadero de la reducción del consumo de tabaco en el mundo.

Aún cuando es de sobra conocido que el tabaco “causa estas enfermedades y que la reducción de su uso disminuye su frecuencia, retrasa su aparación y reduce los costes de salud asociados a los tratamientos, estos beneficios se supone que tardan décadas en materializarse, porque cuesta tiempo observar los efectos en los jóvenes, así como en la enfermedad cardiaca, pulmonar o en el desarrollo de tumores. Como resultado, la percepción a corto plazo de los beneficios económicos que acarrea todo lo que rodea al tabaco, a menudo domina la formulación de las políticas”, se insiste en el documento.

Nada más lejos de la realidad. Porque las evidencias científicas acumuladas desde el año 2000 constatan que la reducción en “las enfermedades no transmisibles y los costes asociadas a ellas se producen de forma rápida. Así, por ejemplo, el riesgo de infarto disminuye rápidamente con el abandono del cigarrillo y esta probabilidad sigue reduciéndose conforme transcurre el primer año de abandono del hábito”. A los cinco, el riesgo de un ex fumador es el mismo que el que tiene una persona que nunca ha fumado.

Resto de noticia

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s