Category Archives: Alimentació Jove

Quatre grans mites de l’alimentació

Primer de tot, és important reconèixer que els aliments engreixen en funció a l’energia que aporten, per tant no es pot afirmar que un aliment NO engreixa, si aquest aporta energia, per molt poca que sigui.

Primer Mite: La patata engreixa. La patata és un vegetal que té un alt contingut en aigua i una aportació calòrica de 80 calories per cada 100 grams de porció. Aquest contingut energètic és molt similar al de molts altres aliments que en general es recomanen en les dietes. Per tant, el problema no està en la patata en si mateixa, sinó en el com es cuina i quant es menja. Per tant, 150 grams de patates bullida o al forn pot ser una guarnició interessant. No obstant això, si la consumim fregida o amb llet i mantega la quantitat de calories que posseeix incrementarà de forma significativa.

Segon Mite: Els Plàtans engreixen. Aquesta fruita és coneguda per ser molt rica en potassi i aporta aproximadament 72 calories cada 100 grams. Es pot dir que té moltes més calories que qualsevol altra fruita, però, arriba amb una major sacietat. Els plàtans no s’han de veure com fruits prohibits en els règims d’aprimament, sinó que el que s’ha de fer és limitar les quantitats.

Tercer Mite. El pa negre és més lleuger que el comú. El pa negre conté gran quantitat de sucre i greixos i en general té més pes per unitat de llesques. Per tant, l’única diferència entre ambdós és el contingut en fibres, el pa negre té més per porció, la qual cosa fa que l’efecte de saciat sigui major, ja que roman més temps a l’estómac. No hi ha diferències pel que fa a les calories.

Quart Mite. L’arròs és apte per a dietes baixes en calories. Com comentem amb la resta dels aliments l’important és tenir cura de la quantitat que es consumeix i com l’hi prepara. L’arròs té la mateixa composició química que la resta dels cereals, la qual no es modifica quan l’hi renta o cuina.

Anar a la font

Los españoles pueden engordar entre tres y cinco kilos en Navidad

Los españoles engordarán una media de tres a cinco kilos durante la Navidad, según ha explicado el director médico de IntraObes, Miguel Ángel Escartí, quien ha aconsejado disfrutar “con moderación” de las comidas y cenas de estas fiestas.

“Es posible disfrutar de un rico y variado menú navideño si compensamos el resto de días manteniendo los hábitos alimentarios para no aumentar peso”, afirma Escartí.

En este sentido, para los días no señalados, el experto ha recomendado la elección de alimentos proteicos magros como pollo, pescados blancos y lácteos desnatados y dejar para “entre horas” el consumo de varias raciones de fruta fresca y diversos vasos de agua.

Además, considera “imprescindible” no saltarse ninguna comida ya que “los días en exceso ya nos harán romper el buen hábito y para ello, mejor comer todos los días poco y muchas veces”. Del mismo modo, ha resaltado que nunca se debe “ayunar para compensar calorías porque es perjudicial para el organismo y en contra de lo que se piensa, el ayuno engorda“. Asimismo, ha aconsejado la ingesta de una ración de verdura fresca o cocinada con poco aceite en cada comida y evitar en las ensaladas las salsas, los frutos secos y quesos.

Por lo que respecta a los carbohidratos complejos como el pan y cereales integrales, el director médico de Intraobes considera que se deben reservar para el desayuno, sin el consumo de bollería con azúcares simples y grasas ocultas. También son recomendables el agua sin gas, los caldos desgrasados, infusiones, refrescos sin o bajos en azúcares y sobre todo no abandonar el ejercicio físico.

Veure resta de notícia

Por una infancia sana, ¡actívate!

Font: Hospital Sant Joan de Déu

La actividad física es fundamental para el crecimiento saludable durante la infancia y adolescencia. Uno de los objetivos de la salud pública es la promoción de un estilo de vida activo entre los más pequeños, ya que a partir de la adolescencia resulta más difícil corregir conductas sedentarias, causantes de diversas patologías como la obesidad. El presente estudio explora los hábitos de actividad física e inactividad entre escolares de educación primaria de Girona. No obstante, las conclusiones son extrapolables y sin duda, un reflejo de las características presentes en nuestra sociedad actual.

Su recomendación es bien sencilla: hacer el máximo número de actividades que impliquen movimiento.

  • Siguiendo la estructura de la pirámide, debemos hacer cada día o lo máximo posible: caminar a pie, a ser posible rutas largas, ayudar en las tareas de la casa, sacar a pasear a la mascota, subir escaleras en lugar de coger el ascensor…
  • Se aconseja de 3 a 5 veces a la semana: ejercicio aeróbico (20 minutos), caminar rápido, esquiar, ir en bicicleta, nadar, jugar a fútbol, baloncesto, baile, tenis, etc.
  • De 2 a 3 veces a la semana: actividades durante el tiempo libre: golf, bolos, estiramientos, yoga, etc.
  • Finalmente, en la cúspide la pirámide encontramos aquello que debe reducirse: ver la tele, trabajar o jugar con el ordenador y estar sentado durante más de 30 minutos seguidos (screen-time).

Veure resta de notícia

España supera a Estados Unidos como país líder en obesidad infantil

España ya supera a EEUU en porcentajes de obesidad infantil”. Así de rotunda se ha mostrado esta mañana la nutricionista del Grupo de Investigación del Hospital Universitario de La Paz, la doctora Celia Fernández. Ella y otros expertos en nutrición y actividad física de todo el mundo se reúnen desde este jueves 15 de diciembre en Madrid con motivo del Congreso Internacional de Programas de Nutrición y Actividad Física para el Tratamiento de la Obesidad (PRONAF).

La principal temática del congreso es la presentación de los resultados de un estudio pionero sobre obesidad realizado en España durante los últimos 5 años. En él han participado más de 30 investigadores y miles de voluntarios con diferentes grados de obesidad y sobrepeso.

El estudio, del que se conocerán los datos obtenidos en los próximos días, “es un rompedor proyecto de I+D que cuenta con los mejores centros de investigación”, explican desde PRONAF. Además, ha sido avalado por el Ministerio de Ciencia e Investigación y liderado por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

En la reunión también “se van a analizar las fórmulas más efectivas para terminar con la obesidad, la pandemia de este siglo”, explican miembros de PRONAF. Según las estimaciones, se prevé que en 2030 el 37% de los hombres y una tercera parte de las mujeres españolas padezcan la enfermedad.

Veure resta de notícia

Análisis de colesterol también para los niños

La hipertensión y los niveles altos de colesterol eran, hasta hace poco, problemas reservados sólo a los adultos. Sin embargo, los cambios en los hábitos de vida están haciendo que estos trastornos sean cada vez más comunes en los niños.

Las cifras son preocupantes hasta tal punto, que un comité de expertos de EEUU acaba de señalar que los niños deberían someterse a su primer análisis de colesterol entre los 9 y los 11 años. Según su opinión, que ha sido refrendada por la Academia Americana de Pediatría (la asociación mayoritaria de pediatras), este tes debería repetirse nuevamente entre los 17 y los 21 años para una correcta prevención de complicaciones.

Las nuevas guías, que se presentan estos días en la reunión que la Asociación Americana el Corazón está llevando a cabo en Orlando (EEUU), se han elaborado en función de recientes datos que demuestran que aunque las enfermedades cardiovasculares se manifiesten habitualmente en la edad adulta, su origen se encuentra a menudo en la infancia.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), el número de niños que, por su sedentarismo y pobres hábitos alimenticios, desarrollará problemas de corazón en el futuro triplica el de hace tres décadas.

Veure resta de notícia

Lo que comen los adolescentes

Los propios chavales recogerán los datos de su dieta.

Que el sobrepeso y la obesidad son un problema entre los jóvenes y adolescentes españoles (más del 40% está por encima de su peso saludable) no es un secreto. Y que cambiar los hábitos alimenticios de estos no es fácil, tampoco. Por eso el proyecto TAS de la Fundación Alicia (las siglas corresponden a Tú y Alicia con la Salud), financiado por Kraft Fundación va a intentar un nuevo abordaje.

Para empezar, se van a recoger los datos de lo que comen, aportados por 30.000 adolescentes de 14 y 15 años de 100 colegios. Pero esto es solo el primer paso. Al recopilar la información se obliga a los afectados a reflexionar sobre sus hábitos nutricionales. Y esa es la clave que se quiere explotar.

“Cada vez hay más evidencias de que participar en el diseño de las estrategias de mejora de sus hábitos es la manera más efectiva de motivarlos a seguirlas”, ha afirmado Elena Roura, responsable del departamento de Salud y Hábitos Alimentarios de la Fundación Alícia.

Además, para ayudar a cambiar las pautas de comportamiento, se realizará un programa de formación de profesores y durante el tiempo del proyecto, que acaba de empezar y terminará en 2004, habrá herramientas online a disposición de los colegios participantes.

Veure resta de notícia

Los adultos con sobrepeso comen con menos frecuencia

Los adultos con sobrepeso comen con menos frecuencia que las personas con peso normal, aunque consumen más calorías y realizan menos actividad física durante el día, según un estudio estadounidense, publicado en ‘Journal of the American Dietetic Association’.

“La mayoría de las investigaciones demostraron que las personas que comen con más frecuencia tienen menos peso“, ha señalado la principal investigadora del estudio, Jessica Bachman, profesora asistente del departamento de Nutrición y Dietética de la Marywood University en Scranton, en Pennsylvania (EEUU).

Bachman y su equipo observaron a unas 250 personas durante un año y analizaron datos recogidos en dos estudios amplios patrocinados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH). Uno de los trabajos repasó los hábitos alimenticios de las personas con un índice de masa corporal (IMC) entre 25 y 47, que correspondía a personas con sobrepeso u obesidad. La otra investigación observó a hombres y mujeres que tenían peso normal -un IMC de 19 a 24,9-, de los que la mitad había adelgazado al menos 13,6 kilos y había mantenido esa bajada de peso más de cinco años.

En general, las personas que no volvían a engordar eran las que menos calorías consumían -alrededor de 1.800 por día-, comparado con las de peso normal y sobrepeso, que ingerían entre 1.900 y más de 2.000 calorías diarias, respectivamente.

Veure resta de notícia