Dinero, la pieza que falta en el puzzle de los microbicidas

La presentación del microbicida Caprisa, el primero en más de dos décadas de investigación que ha tenido cierto éxito -mostró que era capaz de evitar la infección por VIH en mujeres en el 39% de los casos-, revolucionó este verano la XVIII Conferencia Internacional del Sida. Sin embargo, el entusiasmo inicial que se apoderó de los científicos ha dejado paso al desánimo.

El motivo es que no hay suficiente dinero para llevar a cabo los dos ensayos clínicos necesarios para confirmar la eficacia y seguridad de este producto y que son un paso imprescindible para su comercialización.

Según ONUSIDA, tan sólo se ha recaudado 58 millones de dólares (unos 45 millones de euros) de los 100 que hacen falta para seguir con la investigación. La cantidad no sirve ni siquiera para poner en marcha uno de los ensayos. El problema, según varios científicos citados por el periódico ‘The New York Times’, es que el retraso en conseguir la financiación puede ser mortal. Mientras los donantes se deciden, el virus sigue actuando.

Resta de notícia

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s